6 de enero de 2015

Bodas gay en la Florida ¿victoria sobre Anita Bryant?

Mucha de la homofobia de Anita Bryant queda viva en la Florida como se ha visto en los tribunales que no ofician bodas entre personas gay. Olvidan muchos la trayectoria de valor y entrega a la causa de los derechos civiles, pioneros como los miembros de la Mattachine Society. Su lucha ha dado lugar a los matrimonios que comienzan hoy en la Florida.


«…esta gente se esconde detrás de pretextos jurídicos, para obtener el derecho de enseñar a nuestros niños que su modo de vida es una alternativa válida. […] Conduciré una cruzada para parar este movimiento como nadie nunca la ha visto en este país… Como «los homosexuales no se pueden reproducir tratan de reclutar a nuestros hijos".»  Anita Bryant


¿Ha tomado zumo de naranja? Pocos de los que hoy celebran la libertad e igualdad en el derecho al matrimonio en la Florida recuerdan o conoce el triste caso de Anita Bryant. La cantante y modelo televisiva es ahora líder religiosa fundadora de Anita Bryant Ministries  http://www.anitabmi.org. Durante años se desempeñó como vocera y modelo televisiva para los naranjales floridanos.

En el año 1977 su fama con sabor a cítrico se puso al servicio de una campaña local que alcanzó fama internacional. El condado Miami-Dade había dado su aprobación a una medida que impedía la discriminación basada en la orientación sexual. La Bryant afirmaba que los homosexuales eran “pecadores a quienes era necesario ayudar a cambiar”. El peligro que los gays representaban requería derogar la ordenanza. Sus esfuerzos, respaldados por la ultraderecha y los fundamentalistas encabezados por Jerry Falwell,  se convirtieron en una causa internacional. La Bryant consiguió su victoria: se rechazó el reglamento condal. Tras un boicot, la cantante perdió el contrato y cayó en desgracia con sus pilares religiosos al anunciar su divorcio y nuevas nupcias.

Nos avisa el periodista Iván Román que la labor de Anita Bryant no ha quedado en el pasado ni se limita a la procuradora estatal Pam Biondi. Nos apunta a los reportajes del Tampa Bay Times y otras fuentes, que los tribunales de los condados Santa Rosa, Okaloosa, Holmes, Washington, Jackson, Calhoun, Liberty, Franklin, Wakulla, Baker, Clay, Duval y Pasco no otorgarán licencias matrimoniales a parejas del mismo género.  Para la administradora de los tribunales del condado Pasco: “mucho de nuestro personal se sentiría incómodo oficiando bodas del mismo sexo. No podemos discriminar y todo la empleomanía pediría traslados. Nos vemos imposibilitados de reestructurar nuestra plantilla”.  En Okaloosa, el jefe de los tribunales escribió un memorándum: “no voy a poner a mi equipo en una situación de conflicto entre sus creencias religiosas para implementar un controvertido cambio de filosofía social”.  Los ideales de Anita Bryant viven en los corazones de muchos “crackers”.

El zumo de naranja de Anita Bryant se mezclará con champán para las mimosas que consuman los invitados a las bodas gay. Las fiestas burguesas borrarán de la conciencia cómo la orientación gay es  todavía batalla y rebeldía. Olvidan la historia cada vez que se reparten premios en fiestas ostentosas o recaudatorias de fondos que otorgan sueldos estrepitosos a los directores de las organizaciones LGBT. Olvidan, en su competencia de diseñadores, viajes, entrenadores personales y autos, la travesía de la Sociedad Mattachine, Stonewall, ActUp, los compañeros de Harvey Milk, los que en las universidades nos sentábamos en las mesas gay y salíamos con cartelones. Son traidores. Pisotean una trayectoria de defensa a los derechos civiles. El capitalismo, el consumismo, la soberbia y fetichismo les ha desconectado de la posición dialéctica frente al esquema prejuiciado y homofóbico que vemos en los condados del norte de la Florida. Por el momento, las prioridades son las copas para el champán:  Waterford, Riedel, Royal Doulton, Kosta Boda o Baccarat. Celebran ¡pero sin consciencia de opresión, lucha y la labor aún terminar en la emancipación!  Sin autoreflexión histórica se pierde la identidad. 


A wonderfuul documentary. Please, pay close attention to the eloquent and heartfelt testimony of Herald journalist and film maker Dr. Elinor Burkett and the father of MTV star Pedro Zamora





  
Publicar un comentario